¿Qué es el Cambio Climático?

 

     
  ¿Qué es el Cambio Climático?  
     
 

El Cambio Climático es un fenómeno que se manifiesta en un aumento de la temperatura promedio del planeta. Este aumento de la temperatura tiene consecuencias en la intensidad de los fenómenos del clima en todo el mundo.

De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: "Por cambio climático se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables" (Artículo 2 de la CMNUCC, 1992). (ANEXO 1)

El cambio climático ocurre por una exacerbada acción del efecto invernadero; esto ocurre por una mayor concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

 

¿Qué es el Efecto Invernadero?
El efecto invernadero es en su esencia un fenómeno natural que se presenta en cualquier planeta o satélite natural que tenga atmósfera.

Existen en la atmósfera Gases de Efecto Invernadero (GEI), que atrapan el calor emitido por la Tierra y lo mantienen dentro de la atmósfera, actuando a modo de un "gigantesco invernadero”.

Normalmente cuando la radiación solar (luz y calor del sol) llega a la superficie de la Tierra, una parte se refleja, pasa de nuevo por la atmósfera y sale al espacio. Los gases de efecto invernadero permiten que esta radiación entre a la atmósfera pero ya no dejan que salga, es decir, atrapan el calor dentro de la atmósfera.

En una situación normal, la cantidad de energía solar que entra y la que sale debe ser más o menos iguales, así manteniendo la temperatura del planeta estable. Pero desde la revolución industrial hace aproximadamente 150 años, los niveles de varios gases invernadero han subido un 25 por ciento.

Algunos de los gases de efecto invernadero ocurren en la naturaleza (vapor del agua, dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) y otros son producidos exclusivamente por el hombre (los aerosoles, por ejemplo). Los procesos naturales absorben un parte de los gases de efecto invernadero, pero las actividades industriales resultan en una sobrecarga para los mecanismos naturales. (ANIMACION ANEXO 2)

 

¿Cuáles son los Gases Efecto Invernadero?

De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC): "Por gases de efecto invernadero se entiende aquellos componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como antropógenos (de origen humano), que absorben y reemiten radiación infrarroja" (Artículo 5 de la CMNUCC, 1992).

Debido a que estos gases tienen la capacidad de retener el calor emitido por la superficie terrestre, actúan a manera de un gigantesco invernadero que mantiene y regula la temperatura en la Tierra. Aunque solo representan el 1% de la composición atmosférica, cumplen funciones primordiales, ya que sin su existencia la Tierra sería demasiado fría para albergar la vida.

Los gases de efecto invernadero naturales son los responsables de la existencia del efecto invernadero, fenómeno que mantiene la temperatura de la Tierra y que permite la presencia de vida en el planeta.

Los gases de efecto invernadero naturales son:

Vapor de agua (H2O)
Bióxido de carbono (CO2):
Metano (CH4)
Óxido nitroso (N2O)
Ozono (O3)

Por su parte, los gases de efecto invernadero generados por las actividades del hombre son:

Bióxido de carbono (CO2): proviene principalmente de la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural, o sus derivados) en la producción de energía, en el funcionamiento de los procesos industriales, y en su uso en el sector transporte; también proviene de los procesos industriales [como la producción de cemento, cal, sosa, amoniaco, carburos de silicio o de calcio, acero, y aluminio], la deforestación –que provoca la descomposición de la materia orgánica- y de la quema de la biomasa vegetal

Metano (CH4): proviene de la agricultura (p.ej. cultivo de arroz), el uso del gas natural el metano es un componente del gas natural], la descomposición de los residuos en los rellenos sanitarios, y del hato ganadero.

Óxido nitroso (N2O): se genera en la producción de ácido nítrico y ácido adípico, el uso de fertilizantes, en incineración de residuos, y en la quema de combustibles en el sector transporte.

Perfluorometano (CF4) y perfluoroetano (C2F6), Hidrofluorocarbonos (nombres comerciales: HFC-23, HFCS-134a, HFC-152a): se generan en la producción de aluminio, espumas de poliuretano, ciertos solventes de limpieza especializados, aerosoles, y compuestos empleados en extintores. También pueden emitirse a la atmósfera por fugas o mal uso de los gases refrigerantes contenidos en refrigeradores, congeladores, equipos de aire acondicionado de casas, comercios y automóviles, y en equipos de refrigeración de empresas, transporte (trailers refrigerados), o de empresas productoras de hielo.

Hexafluoruro de azufre (SF6): se genera durante la producción de ciertos tipos de aluminio, en fundiciones de aluminio o magnesio, y puede emitirse a la atmósfera por fugas o accidentes con equipo eléctrico de alto voltaje que emplea al SF6 como aislante.

 

 
 

 

Área responsable:
Subsecretaría Gestión Ambiental
Coordinación de Cambio Climático y Proyectos Especiales
Mayo, 2013