RECOLECTRÓN

 

     
RECOLECTRÓN  
   

La basura tecnológica representa un verdadero problema de contaminación y de salud, ya que los equipos eléctricos y electrónicos contienen compuestos que son tóxicos cuando son quemados o expuestos a altas temperaturas, o simplemente cuando los equipos son desensamblados sin las precauciones necesarias.

En la producción de estos aparatos, los fabricantes utilizan más de 1000 materiales, los cuales son altamente tóxicos como: mercurio, plomo, cadmio, níquel, selenio, arsénico,  bromo, cromo hexavalente y retardantes de flama.

El Instituto Nacional de Ecología, señala que actualmente la producción de aparatos eléctricos en México constituye el sector de mayor crecimiento de la industria manufacturera de países desarrollados. La basura electrónica ha alcanzado tales dimensiones que millones de estos aparatos terminan cada año en la basura común, lo que supone un enorme peligro para la salud y el medio ambiente, advierte Naciones Unidas. 

En 2010 la Revista de Divulgación Científica y Tecnológica de la Universidad Veracruzana, estima que en México se generan entre 150 mil y 180 mil toneladas por año, cifra que equivale a llenar hasta cinco veces el Estadio Azteca.

La Oficina de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), calcula que en 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los industrializados; sin embargo, el reciclaje de residuos electrónicos en muchos países es manejado por el sector informal.

En México, la basura electrónica representa un verdadero reto ambiental, debido a que gran parte de ellos se almacena en los hogares y oficinas, al final de su vida útil.

Aunado a lo anterior, el consumismo cada vez mayor nos enfrenta a diferentes problemas: la falta de educación y sensibilización de la población con respecto al almacenamiento y destino final de los aparatos.

A partir de 2012 con el inicio de la administración gubernamental, la Secretaría de Medio Ambiente incorpora a su programa de trabajo el acopio de basura electrónica, a fin de ofrecer a la población una alternativa de manejo y destino final adecuado de estos aparatos contaminantes.

El Recolectrón es un programa de la Secretaría de Medio Ambiente, enfocado a la educación de la población sobre el destino final adecuado de los aparatos eléctricos y electrónicos que se encuentran en desuso, así como a la realización de campañas realizadas de manera coordinada con todos los sectores.


Objetivo General

Recuperar todos aquellos aparatos eléctricos y electrónicos que ya no tengan compostura, para darles un destino final adecuado a través de empresas autorizadas, así como sensibilizar a la población sobre la importancia de ser un consumidor responsable, al preservar sus aparatos hasta la terminación de su vida útil.

Objetivos Específicos

 Contar con un sistema de recolección y acopio.
Vinculación con cada vez más organismos e instituciones.
 Dar a conocer el programa a la población en general, a través de medios masivos de comunicación y medios electrónicos.
Mantener abiertos de manera permanente dos centros de acopio.

Para información adicional sobre este programa, llame a la Dirección de Cultura Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, a los teléfonos 844-698-1098 y 111-1696 o escribir a los correos electrónicos:

griselda.salas@sema.gob.mx y cultura.ambiental@sema.gob.mx

 

 

 
 
 
 
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
 
 
 
 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
 
 
 
 
 
 
   
   
   
 
 
 
 
 
   
   
 

Área responsable:
Subsecretaría Recursos Naturales
Dirección de Cultura Ambiental
Septiembre, 2017