Trámites

 

DATOS DEL TRÁMITE

I.  Nombre del     Trámite

Modificación de datos del registro de unidades de manejo para la conservación de la vida silvestre
Fundamento Jurídico del trámite: Artículo 47, Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

Clave: SEMARNAT 08-011
¿Qué efectos tendría la eliminación de este trámite?
No se haría un manejo adecuado de las poblaciones de especies silvestres y sus hábitats, con lo que se correría el riesgo de aprovecharlas de manera irracional, incrementando el tráfico y captura ilegal, y no se contribuiría con su conservación, ni con la generación de empleos y derrama económica.
Casos en los que se debe Presentar el trámite

¿Quién? 
Todas las personas que cuenten con registro de UMA ya sea de manejo en vida libre o intensivo (de forma confinada) cuyo fin sea la recuperación de especies o poblaciones para su posterior reintegración a la vida libre y que requieran cambios en el registro.
¿En qué casos? 
Cuando se requieran cambios en el registro de: superficie, especies, forma de manejo, sistema de marca, responsable técnico, titularidad, denominación o razón social, o utilización de cercos.

II. Costo No tiene costo
III.Plazos

Plazo Máximo de Respuesta: 10 días hábiles para dar respuesta al trámite.
Contados a partir del día hábil siguiente a aquél en que se haya presentado la solicitud correspondiente.

Fundamento Jurídico: Artículo 47, Último párrafo. Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

Si al término del plazo máximo de respuesta, la Secretaría no ha respondido, se entenderá que la solicitud fue resuelta en sentido afirmativo.

Fundamento Jurídico: Artículo 13, Fracción IV, Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

Plazo de prevención: 4 días hábiles
Recibida la solicitud, y dentro del primer tercio del plazo establecido para la resolución del trámite correspondiente, la Secretaría revisará la solicitud y los documentos presentados y, en su caso, prevendrá al interesado para que complete la información faltante, la cual deberá presentar dentro del término de quince días hábiles, contados a partir de la fecha en que surta efectos la notificación respectiva. El plazo de resolución se interrumpirá durante el término concedido al promovente para desahogar la prevención. Transcurrido el plazo sin que se desahogue la prevención, se desechará el trámite. Desahogado el requerimiento señalado, la Secretaría reanudará el plazo de resolución correspondiente.

Fundamento Jurídico: Artículo 17-A, párrafo segundo. Ley Federal de Procedimiento Administrativo, publicada en el DOF el 4 de agosto de 1994.

IV. Oficinas
      Receptoras

Coordinaciones Regionales

REGIÓN SURESTE
Centro de Gobierno 2º piso, Carr. 57 km. 6.5 con Blvd Centenario de Torreón, Saltillo, Coahuila.
Teléfono: 844)6 98 10 92 Ext. 7275
Horario de Atención: 8:00 - 13:00 horas

REGIÓN NORTE
Av. 16 de Septiembre 228 Altos, Edificio de Seguridad Pública, CP 26010, Piedras Negras, Coahuila
Teléfono: 01 (878)782 21 59
Horario de Atención: 8:00 - 13:00 horas

Esta ventanilla solo funge como oficina receptora, por lo que se recibe la solicitud solo para efecto de ser turnado a la ventanilla de la Coordinación Regional Sureste de la Secretaría de Medio Ambiente en Saltillo, Coahuila, donde se le dará atención al tramite para su resolución.

Fundamento Jurídico: Articulo 42 párrafo segundo de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo publicada en el DOF el 4 de agosto de 1994 y articulo 51 párrafo segundo de la Ley de Procedimiento Administrativo para el Estado de Coahuila de Zaragoza publicado en el Periódico Oficial el 17 de agosto del 2007.

V.  Requisitos

1. Formato de solicitud debidamente requisitado f SEMARNAT-08-011 (original y copia para acuse de recibo)
Fundamento Jurídico: Artículo Primero, Fracción III, Numeral 3. Acuerdo por el que se dan a conocer las medidas de simplificación administrativa en las materias que se indican y se expiden los formatos que se señalan, publicado en el DOF el 15 de abril de 2011.

2. Copia de los documentos que acrediten la personalidad del solicitante (copia de la identificación oficial para personas físicas, las cuales pueden ser credencial de elector, o cedula profesional o pasaporte, o el acta constitutiva en caso de personas morales) tratándose de solicitudes presentadas por terceras personas se debe anexar copia del instrumento por el que se acredite su representación legal.

Fundamento Jurídico: Artículo 12, párrafo segundo, Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

3. Copia de documentación que acredite los derechos de propiedad o legitima posesión sobre los predios, en caso de cambios en la superficie de la UMA.

Fundamento Jurídico: Artículo 47, Fracción II. Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

4. Copia de los documentos mediante los cuales se hayan transferido los derechos de propiedad o posesión legitima de los predios en donde se localiza la UMA, cuando se trate de cambio de titular.

Fundamento Jurídico: Artículo 47, Fracción IV. Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, publicado en el DOF el 30 de noviembre de 2006.

NOTA: Para todos los tipos de modificación se requiere haber presentado en tiempo y forma el Informe de Actividades de Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre. SEMARNAT-08-31

VI. Vigencia No tiene vigencia.
VII. Criterios de resolución del trámite
1. Cumplimiento de la totalidad de los requisitos.
2. No estar inscrito en el padrón de infractores.
3. La elaboración, evaluación y aprobación de los planes de manejo se sujetará a lo establecido en la Ley General de Vida Silvestre (Artículo 37 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
4. El personal debidamente acreditado de la Secretaría realizará, contando con mandamiento escrito expedido fundada y motivadamente por ésta, visitas de supervisión técnica a las unidades de manejo para la conservación de vida silvestre de forma aleatoria, o cuando se detecte alguna inconsistencia en el plan de manejo, estudios de poblaciones, muestreos, inventarios o informes presentados. La supervisión técnica no implicará actividades de inspección y tendrá por objeto constatar que la infraestructura y las actividades que se desarrollan corresponden con las descritas en el plan de manejo y de conformidad con las autorizaciones respectivas, para estar en posibilidades de asistir técnicamente a los responsables en la adecuada operación de dichas unidades (Artículo 43 de la Ley General de Vida Silvestre).
5. Los objetivos específicos, metas a corto, mediano y largo plazo e indicadores de éxito de las UMA, deberán preverse en función de las condiciones del hábitat, poblaciones y ejemplares, así como del contexto social y económico. En caso de existir objetivos específicos de aprovechamiento, el plan de manejo deberá prever las técnicas y métodos más adecuados al tipo de ecosistemas y a las características biológicas de las especies de interés. Cuando existan objetivos específicos de aprovechamiento de ejemplares de especies o poblaciones en riesgo, adicionalmente deberán incluirse en el programa de manejo el diagnóstico de los factores locales que han llevado a disminuir las poblaciones de dichas especies o a deteriorar su hábitat, así como las medidas y acciones concretas para contrarrestarlos. Asimismo, cuando se trate de especies en peligro de extinción, el plan de manejo y el estudio deberán realizarse de conformidad con los términos de referencia desarrollados por el Consejo. En caso de no existir dichos términos de referencia, los promoventes deberán presentarlos como propuesta para ser avalados por la Secretaría (Artículo 38 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
6. Cuando se trate de recursos forestales maderables y no maderables y de las especies cuyo medio de vida total sea el agua, será regulado por las Leyes Forestal y de Pesca, respectivamente, salvo que se trate de especies o poblaciones en riesgo (Artículo 1°, párrafo segundo de la Ley General de Vida Silvestre).
7. Ningún ejemplar de mamífero marino, cualquiera que sea la especie podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, con excepción de la captura que tenga por objeto la investigación científica y la educación superior de instituciones acreditadas (Artículo 60 Bis de la Ley General de Vida Silvestre).

8. Ningún ejemplar de primate, cualquiera que sea la especie, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial. Sólo se podrá autorizar la captura para actividades de restauración, repoblamiento y de reintroducción de dichas especies en su hábitat natural (Artículo 60 Bis de la Ley General de Vida Silvestre).
9. Ningún ejemplar de tortuga marina, cualquiera que sea la especie, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, incluyendo sus partes y derivados (Artículo 60 Bis 1 de la Ley General de Vida Silvestre).
10. Ningún ejemplar de ave correspondiente a la familia Psittacidae o psitácido (loros, pericos cotorros, guacamayas), cuya distribución natural sea dentro del territorio nacional, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales. La Secretaría sólo podrá otorgar autorizaciones de aprovechamiento extractivo con fines de conservación o investigación científica. Únicamente se otorgarán autorizaciones para investigación científica a instituciones académicas acreditadas. Las especies de psitácidos no comprendidas quedan sujetas a las disposiciones previstas en las demás Leyes y Tratados Internacionales de los cuales México sea parte (Artículo 60 Bis 2 de la Ley General de Vida Silvestre).
11. El manejo de los ejemplares y poblaciones exóticas sólo se podrá llevar a cabo en condiciones de confinamiento con la finalidad de prevenir y minimizar los efectos negativos sobre los procesos biológicos y ecológicos, así como la sustitución o desplazamiento de poblaciones de especies nativas que se distribuyan de manera natural en el sitio, quedando estrictamente prohibida la liberación al medio natural (Artículo 122, fracciones VI y XI de la Ley General de Vida Silvestre).
12. Solamente se podrá autorizar el aprovechamiento de ejemplares de especies en riesgo y en peligro de extinción cuando se dé prioridad a la colecta y captura para actividades de restauración, repoblación y reintroducción (Artículo 85 de la Ley General de Vida Silvestre).
13. En el caso de las especies amenazadas o en peligro de extinción, el plan de manejo debe estar avalado por una persona física o moral especializada y reconocida para estos efectos, por tener experiencia en manejo de vida silvestre y sus hábitat, y haber participado en la puesta en práctica de investigación de proyectos de manejo integral para la conservación (Artículo 41 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
14. Cuando se pretendan manejar ejemplares o poblaciones de especies exóticas, el plan de manejo deberá contener una evaluación del posible impacto sobre la vida silvestre nativa y su hábitat, así como las medidas de atención a contingencias y eventualidades, tales como fuga de ejemplares que puedan causar la diseminación de enfermedades infecto contagiosas, afectación a poblaciones nativas por competencia y riesgo de hibridación, entre otros (Artículo 42 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre.
15. Para los casos establecidos en el Artículo 73 de la Ley General de Vida Silvestre, el promovente podrá proponer, en el plan de manejo, el establecimiento de cercos cuando las condiciones del hábitat permitan la instalación de los mismos y el estado de la especie lo requiera; asimismo, deberá precisar las acciones que realizará para contener el impacto sobre el hábitat y las poblaciones nativas locales sobre las que se impide el libre desplazamiento o dispersión de la vida silvestre, así como las medidas para evitar dichos efectos (Artículo 39 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
16. Para el caso de las UMA que se ubiquen en la hipótesis contenida en el Artículo 74 de la Ley, la Secretaría promoverá la remoción o adecuación de los cercos y, en su caso, solicitará la modificación del plan de manejo correspondiente (Artículo 39 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
17. La Secretaría evaluará los planes de manejo en función de la información científica, técnica o empírica con la que cuente para la aplicación de medidas de manejo para la conservación de la vida silvestre, el manejo integral de los hábitat naturales, las acciones para el mantenimiento y, en su caso, restauración o recuperación de las condiciones que propicien la continuidad de los ecosistemas, hábitat y poblaciones en sus entornos naturales que permitan el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre (Artículo 43 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
18. Una vez concluida la evaluación del plan de manejo, la Secretaría emitirá la resolución correspondiente en la que podrá: I. Proceder al registro, aprobando el plan de manejo en los términos y condiciones en que haya sido presentado; II. Otorgar el registro condicionado a la modificación del plan de manejo, para lo cual señalará los criterios técnicos para efectuar dicha modificación, o III. Negar el registro cuando el plan de manejo contravenga lo establecido en la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento, las normas oficiales mexicanas y demás disposiciones aplicables, o cuando exista falsedad en la información presentada por el interesado. En el supuesto de la aprobación condicionada, los interesados contarán con un plazo máximo de sesenta días naturales a partir de la notificación correspondiente, para presentar las adecuaciones correspondientes sin necesidad de iniciar nuevamente el trámite para la integración de los predios al SUMA. En caso de no presentar las adecuaciones en el plazo establecido, la Secretaría revocará el registro, sin perjuicio de efectuar el trámite nuevamente. (Artículo 43 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
19. El responsable técnico de es la persona con experiencia, conocimientos, capacitación, perfil técnico o formación profesional sobre la conservación y el aprovechamiento sustentable de las especies de vida silvestre y su hábitat (Artículo 2, fracción XIX del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
20. Cuando se trata de ejidos o tierras comunales, se deberán anexar las actas de asamblea celebradas en términos de la legislación agraria, en las cuales se tome como resolución realizar las actividades descritas en el plan de manejo presentado, así como la designación del responsable técnico o se consienta que un tercero las realice y, en su caso, copia del Reglamento interno del ejido (Artículo 32 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
21. Los titulares de las UMA podrán fungir como responsables técnicos o designar a terceros para que lleven a cabo esa función, según se establezca en el plan de manejo aprobado. La designación de un tercero como responsable técnico será responsabilidad exclusiva del titular de la UMA. En los casos de los responsables señalados en el último párrafo del artículo 87 de la Ley General de Vida Silvestre, se deberán acreditar las capacidades establecidas en dicho ordenamiento de conformidad con lo dispuesto por el artículo 43 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre. La responsabilidad solidaria de los responsables técnicos a que se refiere el artículo 40 de la Ley General de Vida Silvestre, persistirá hasta que cesen los efectos derivados de las medidas de manejo por ellos propuestas y aplicadas, así como de las actividades realizadas bajo su supervisión (Artículo 34 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).

VIII. Información adicional.

1.- La Secretaría podrá elaborar planes de manejo tipo por especies o grupos de especies, considerando las características que establece el artículo 40 de la Ley, mismos que hará públicos a través de la página electrónica de la Secretaría u otros medios a su alcance (Artículo 45 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
2.- Los propietarios o poseedores que conforme al artículo 40 de la Ley deban presentar un plan de manejo, podrán elaborarlo conforme a lo previsto en la Ley General de Vida Silvestre, siguiendo el formato de los planes de manejo tipo que hayan sido publicados conforme a las normas oficiales que para tal efecto expida la Secretaría o adherirse a un plan de manejo tipo en los términos establecidos en el artículo 30, fracción II, del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre (Artículo 46 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
3.- El plan de manejo deberá contener la propuesta del sistema de marca, el cual deberá ajustarse a lo prescrito en la regulación que expida la Secretaría. Dentro del segundo tercio de los plazos previstos en el artículo 33 del Reglamento de la Lay General de Vida Silvestre para la aprobación del plan de manejo, la Secretaría podrá requerir al interesado la presentación de muestras de la marca propuesta, de conformidad con lo establecido por el artículo 49 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización (Artículo 40 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
4.- La Secretaría podrá determinar mediante normas oficiales mexicanas las características de las marcas que servirán para demostrar la legal procedencia de ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre, emitir distintos tipos de marcas de acuerdo a la especie y al material biológico involucrados, o aprobar los sistemas que le sean propuestos por los interesados. Cuando la Secretaría, al emitir la autorización, considere que no es factible o técnicamente apropiado fijar el sistema de marca sobre ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre, las marcas podrán colocarse en el empaque o embalaje en el que se encuentren los ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre y determinará el término de permanencia de la marca en el embalaje o envase. Cuando no sea factible o técnicamente apropiado fijar el sistema de marca sobre ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre, la legal procedencia se acreditará exclusivamente con las facturas o notas de remisión (Artículo 54 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
5.- Al adquirir ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre, los particulares deberán exigir la documentación que ampare la legal procedencia de los mismos al momento de adquirirlos y conservarla durante su posesión (Artículo 53 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
6.- Los documentos con los que la Secretaría considerará acreditados los derechos de propiedad sobre predios para efectos de su registro como UMA, serán: I. Copia simple de las escrituras públicas de los predios debidamente inscritas en los registros públicos correspondientes; II. Documentos privados firmados por los contratantes ante dos testigos, cuyas firmas se ratifiquen ante fedatario público, juez competente o registro público correspondiente, conforme a la legislación civil aplicable; III. Certificados de inscripción de propiedad, con las anotaciones respectivas del registrador correspondiente, cuando el valor de la enajenación no exceda de las cantidades que determine la legislación común correspondiente, al momento de que se hubiese realizado la operación; IV. Resoluciones presidenciales que decreten la dotación o ampliación de ejidos o, en su caso, los actos jurídicos celebrados respecto de terrenos parcelados, inscritos en el Registro Agrario Nacional; V. Resoluciones jurídicas o administrativas que otorguen o reconozcan derechos de propiedad, así como los certificados o títulos que amparen derechos sobre solares, tierras de uso común y parcelas de ejidatarios o comuneros, y VI. Otros documentos que conforme a la legislación aplicable acrediten derechos de propiedad (Artículo 31 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
7.- Los documentos con los que la Secretaría considerará acreditados los derechos de legítima posesión sobre predios para efectos de su registro como UMA, serán: I. Los instrumentos que demuestren la causa de la posesión originaria; II. Los instrumentos que acrediten que el poseedor de buen fe a título de dueño, se encuentra gestionando ante las autoridades jurisdiccionales competentes el reconocimiento de sus derechos de propiedad sobre el predio, en cuyo caso el registro de la UMA estará condicionado a que en el informe anual se acrediten las gestiones procesales correspondientes y que mediante la resolución definitiva que cause ejecutoria sean reconocidos efectivamente esos derechos; III. Los contratos celebrados en términos de ley, en los que se asiente la voluntad del propietario o poseedor originario del predio para que se realicen las actividades descritas en el plan de manejo y en los cuales conste la información relativa a sus alcances y beneficios esperados. Estos contratos deberán estar acompañados de los documentos que acrediten los derechos de propiedad o la posesión originaria por parte de las personas con las que el solicitante los haya celebrado; IV. Los títulos otorgados en términos del ley, mediante los cuales se conceda posesión legítima suficiente para efectos de la operación de la UMA, cuando se trate de predios de propiedad federal de las entidades federativas y de los municipios, y V. Otros documentos que conforme a la legislación aplicable acrediten derechos de posesión legítima. Cuando se trate de ejidos o tierras comunales, se deberán anexar las actas de asamblea celebradas en términos de la legislación agraria, en las cuales se tome como resolución realizar las actividades descritas en el plan de manejo presentado, así como la designación del responsable técnico o se consienta que un tercero las realice y, en su caso, copia del Reglamento Interno del ejido (Artículo 32 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
8.- El plan de manejo deberá ser elaborado por el responsable técnico, quien será responsable solidario con el titular de la unidad registrada, de la conservación de la vida silvestre y su hábitat, en caso de otorgarse la autorización y efectuarse el registro (Artículo 40 de la Ley General de Vida Silvestre).
9.- Los responsables de las UMA presentarán los informes previstos en la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento y su omisión facultará a la Secretaría para amonestar por escrito al titular o al responsable cuando se trate de la primera omisión (Artículos 50 y 52 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
10.- El responsable deberá cumplir con el informe y la sanción correspondiente para volver a recibir autorizaciones de aprovechamiento (Artículo 50 del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre).
11.- El nuevo titular podrá indicar en la solicitud de modificación, si desea la realización de una visita técnica de la Secretaría con el fin de deslindar cualquier responsabilidad derivada del manejo de los ejemplares realizado por el anterior titular de la UMA.
12.- Los promoventes con capacidad de ejercicio podrán actuar por sí o por medio de representante o apoderado. La representación de las personas físicas o morales ante la Administración Pública Federal para formular solicitudes, participar en el procedimiento administrativo, interponer recursos, desistirse y renunciar a derechos, deberá acreditarse mediante instrumento público, y en el caso de personas físicas, también mediante carta poder firmada ante dos testigos y ratificadas las firmas del otorgante y testigos ante las propias autoridades o fedatario público, o declaración en comparecencia personal del interesado. Sin perjuicio de lo anterior, el interesado o su representante legal mediante escrito firmado podrá autorizar a la persona o personas que estime pertinente para oír y recibir notificaciones, realizar trámites, gestiones y comparecencias que fueren necesarios para la tramitación de tal procedimiento, incluyendo la interposición de recursos administrativos.
13.- Los datos personales recabados para la atención de su trámite serán protegidos y serán incorporados y tratados en el Sistema Nacional de Trámites de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con fundamento en el artículo 15 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo y 4, fracción II, inciso a) del Acuerdo por el que se crea y establecen las bases de funcionamiento del Sistema Nacional de Trámites de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de junio de 2005. Lo anterior se informa en cumplimiento del Decimoséptimo de los Lineamientos de Protección de Datos Personales, publicados en el Diario Oficial de la Federación el 30 de septiembre de 2005.
14.- El particular puede especificar en su solicitud si desea que las notificaciones referentes a su trámite le sean hechas mediante correo electrónico (en su caso deberá incluir su correo), mediante correo certificado con acuse de recibo (deberá incluir el porte pagado) o de forma personal (Art. 167 BIS de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y Art. 35 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo).

 

Área responsable:
Subsecretaría Recursos Naturales
Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Enero, 2017